11 cosas que un líder jamás debería decir a su equipo

Por todo el mundo es sabido que un gran liderazgo conlleva una gran responsabilidad. Por ello debes cuidar tus palabras y no utilizar fórmulas para comunicarte con tu equipo como als que recogemos a continuación.

La comunicación o la inteligencia emocional en el seno de una empresa son habilidades fundamentales para promover un trabajo en equipo basado en la empatía, la cooperación, el aprovechamiento del talento, la creatividad o la confianza. De este modo, cada proliferan más los estilos de liderazgo como el de servicio, que considera a los empleados como iguales y anteponer las necesidades de los miembros de la plantilla, impulsando el desarrollo del potencial individual y colectivo.

Tanto a la hora de remitir feedback a los trabajadores, sentar las bases de los proyectos o tener reuniones el lenguaje cobra, como en todo en la vida, una especial importancia. Es fundamental que todo líder incida y trabaje este aspecto, eliminando los malos hábitos de gestión y proporcionando una orientación profesional adecuada y personalizada para cada persona del equipo.

La infografía que recogemos en este artículo viene de la mano de Headway Capital, destacando 11 cosas que los líderes nunca deben decir a sus equipos, al tiempo que proporciona sugerencias sobre cómo desarrollar las habilidades de gestión para abordar cada situación de manera mucho más proactiva.

En muchos casos son habituales las reacciones viscerales, enviando a los empleados un mensaje que les hace sentir poco valorados. Instaurar la escucha activa o programar una hora en una fecha posterior para analizar el problema en detalle resulta esencial para corregir esta conducta. Soltar frases comerciales de uso excesivo y casi motivacionales a modo de couch -al estilo de “el fracaso no es una opción”- sofoca la innovación y tampoco propicia que cada miembro se sienta escuchado.

La retroalimentación genérica tampoco es recomendable -frases al estilo “buen trabajo” a secas parecen positivas y atractivas pero en realidad no son efectivas desde la perspectiva del desarrollo, puesto que los empleados necesitan comentarios específicos para crecer, interiorizando con precisión qué hizo que un proyecto o tarea fuera un éxito para poder aplicarlo a otras áreas del lugar de trabajo.

Toma nota de las once cosas que no deberías decir a tu equipo, y algunas alternativas para corregirlas.

Andrea Núñez-Torrón Stock

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *