3 empresarios exitosos que fueron más pobres que TÚ

No todos los millonarios que hoy en día han conseguido el éxito con sus trabajos o empresas nacieron entre sábanas de seda y con fortunas debajo de sus brazos.

De hecho, la mayoría de esta gente tuvieron unos inicios muy humildes, y para llegar hasta donde están hoy, tuvieron que pasar por muchas dificultades y trabajar duro.

En este nuevo episodio de Gananci FridayXavi Villanueva te va a contar las historias de 3 empresarios y cómo fueron sus vidas antes de alcanzar la cima para que te des cuenta de que si ellos pudieron conseguir lo que han logrado hoy en día, tú también puedes hacerlo.

¡Haz click aquí abajo 👇 en el botón “Reproducir” y empieza a escuchar!

Cuando miramos a alguien famoso o con éxito cada vez que aparecen en periódicos, revistas, o televisión, es difícil imaginar cómo fueron sus vidas antes de llegar hasta ese punto. Normalmente, sólo nos fijamos en lo que tienen ahora.

Dejamos que las luces de los flashes, los lujos que muestran en sus vidas cotidianas, y toda la admiración que les rodean, nos cieguen e incluso hasta sintamos un poco de envidia por lo que ellos tienen y nosotros no.

Pero la realidad es que cuando estas personas hablan de cómo eran sus vidas antes, no todo siempre fue de color de rosa. De hecho, la mayoría fueron en un pasado no muy lejano personas muy pobres y con recursos limitados. Sin embargo, eso no les frenó, y lucharon por conseguir lo que querían.

Con todo esto no quiero darte una lección de moral ni nada parecido; lo que me gustaría es que reflexionases sobre tu propia situación, y que estas historias te motiven para no rendirte nunca.

Hay algo que siempre debes tener presente: el éxito no surge porque sí, de la noche a la mañana.

Es un camino que debes ir construyendo poco a poco con trabajo y dedicación. Sin esfuerzo, y sin hacer a veces sacrificios, no se consigue nada en esta vida.

Y estas 3 historias de superación personal son el ejemplo perfecto de que si quieres, puedes lograr todo lo que te propongas, incluso si no tienes un centavo en tu bolsillo, ni el apoyo de tu familia, o si estás pasando por una época difícil de la que crees que no saldrás nunca.

Jenny del Castillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *