Cómo identificar al trabajador más valioso para tu empresa

Uno de los activos más valiosos de las empresas están en sus recursos humanos. Muchas de ellas no lo valoran como deben, pero las personas que trabajan en estas organizaciones, en ocasiones hacen mucho más que cumplir con las tareas asignadas, por eso es interesante saber cómo identificar al trabajador más valioso para tu empresa.

Hay trabajadores que están muy comprometidos con su compañía. No se trata solo de cumplir con el trabajo con plucritud y eficiencia, sino que además aportan más que el resto de sus compañeros realizando de forma espontánea acciones que ayudan a la empresa y a sus compañeros a realizar mejor su trabajo.


  • ¿Conoces el SMarketing?
  • Para superar expectativas primero hay que conocerlas
  • Guía para vender con éxito en Instagram
  • Los países del mundo con mayor porcentaje de mujeres emprendedoras
  • La guia de Twitter para agencias y profesionales del marketing
  • Estilo del emprendedor Zorro, el más analítico
  • En lo que se debe concentrar El Nuevo Entrepreneur
  • Marketing de afiliación: el negocio que hace rico a Amazon
  • Lanzan un crowdfunding para impulsar el acceso de las mujeres a empresas tecnológicas
  • Conocerse a uno mismo
  • No puedes tener más comerciales, pero si hacer que los clientes te recomienden
  • Como conseguir milesde suscriptores en Youtube
  • Alibaba vs. Amazon: así es la batalla en 2019 de los gigantes del ecommerce
  • A pesar de todas las críticas, los influencers se llevan cada vez una parte mayor de los presupuestos de marketing y publicidad
  • Tips para el éxito personal y profesional

Un empleado comprometido que hace mucho más que cumplir con su trabajo

Por ejemplo empleados que tratan de identificar nuevos nichos de mercado para su negocio, sinergias con otras compañías con las que colaboran o son referentes para sus compañeros, ya que comparten de forma natural su experiencia y conocimientos para mejorar las capacidades del resto del equipo.

Otros comportamientos tienen que ver con la defensa de sus compañeros y la empresa o su imagen corporativa fuera del entorno de trabajo. Entender que somos parte de una organización y el daño que pueda sufrir nos repercute de una manera u otra es algo que no todo el mundo es capaz de asumir. Esto no exime que puedan realizar críticas de forma interna.

Porque si la crítica es constructiva podemos proponer mejoras de los servicios o productos de nuestra empresa. La información que hemos podido recopilar de nuestros clientes o de otras empresas puede suponer un plus o servir para destacar algún punto que se puede potenciar y ahora no lo estamos haciendo.

También se puede dar el caso contrario. El empleado que prefiere cumplir con la normativa de forma estricta, lo que en muchas ocasiones dificulta el funcionamiento de la organización. O utilizan los recursos de la empresa de forma indebida y procrastinan para hacer que trabajan sin obtener resultados concretos y acaban por retrasar los proyectos en los que están implicados.

Muchas empresas no valoran de forma adecuada estos comportamientos. Obvian los positivos y minimizan los negativos. De esta forma se fomenta una falsa igualdad, donde todos los trabajadores son tratados de la misma manera, aunque la realidad es que unos suman y otros no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *