Cómo saber si mi empresa necesita un coach

Uno de los principales problemas que pueden sufrir las empresas se encuentra en no aprovechar todo el potencial de sus trabajadores, ayudar a encontrar soluciones a los problemas que se les presentan en el día a día. No se trata de dar directrices u órdenes, sino más bien de ayudarles a encontrar las soluciones por si mismos. Por eso necesitamos saber si nuestra empresa necesita un coach.

No se trata solo de una moda sino de afrontar la realidad del día a día de la compañía. Muchos jefes por mucho que quieran no se van a convertir de la noche a la mañana en Steve Jobs. No van a dejar de dirigir la empresa como lo están haciendo, no van a pasar de dar órdenes un día para inspirar al siguiente. Quizás ellos son los primeros que tienen que pasar por el proceso de coaching.


  • Pedir ayuda cuando comenzamos un proyecto es de valientes
  • Los modelos de la economía digital son desconocidos para 7 de cada 10 empresarios y directivos
  • Cómo usar el vídeo marketing para tus redes sociales
  • Como crear servicios digitales que aporten valor real a tus clientes y diferencien tu negocio
  • Pinterest lanza nuevas funcionalidades de compra
  • Tras tres años, Clicars.com ya es rentable con la venta de coches online
  • Tips para lograr vender más por Instagram
  • Qué es Google Analytics, cómo funciona y qué te aportará a ti
  • 12 tipos de contenido para ir armado hasta los dientes a la guerra del content marketing
  • Esto es lo que busca Telefónica al aliarse con Atresmedia y Prosegur
  • Influencers sin influencia: ¿se acaba el reinado?
  • ¿Cómo ganar dinero siendo afiliado?
  • Protege a tu pyme del ransomware con estos tres sencillos pasos
  • Marketing de Contenidos: ¿A quién dirigirlo? ¿A personas o buscadores?
  • Enfóquese en la posventa

Pero las empresas están en un proceso de transformación constante. Son muchos los retos que tienen que afrontar en los próximos años y para ello la actitud y las habilidades de los empleados son básicas. El coach puede ayudar a vencer reticencias, abrir la mentalidad al cambio y hacer que los empleados descubran que también son capaces de llevarlo a cabo.

La labor de un coach pude ayudar a mejorar la autoestima y la motivación de los miembros de la empresa. Pero todo el programa tiene que estar diseñado para tratar comportamientos, competencias o contextos específicos de la organización que se quieren mejorar.

Además ayuda a los empleados a tener claros cuales son sus puntos fuertes, y también mostrar sus debilidades en su trabajo. A la vez ayuda a mantener y reforzar el compromiso con la empresa. Nos recuerda por qué estamos bien en la compañía o cómo podemos desarrollarnos profesionalmente.

No es un proceso sencillo para muchas. Significa un alto grado de compromiso con el proceso, desde el equipo directivo hasta el último empleado. A nadie le gusta que venga alguien de fuera a decirle que están haciendo las cosas mal. O al menos que pueden hacerlas mejor. Pero a veces es imprescindible esta mirada externa para que nos diga si el Rey está desnudo o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *