Las empresas estarán obligadas a publicar cuál es el salario medio de sus trabajadores y llevar a cabo planes de igualdad

A punto de finalizar la legislatura, parece que el Gobierno está empeñado en dejar su huella, al menos en lo que a igualdad de género se refiere. Así, y casi con toda probabilidad, el próximo Consejo de Ministros previsto para el 1 de marzo aprobará un Real Decreto con un conjunto de medidas laborales entre las cuales se encuentra el registro salarial de los trabajadores.

Su intención es que todas las empresas, independientemente de su tamaño, tengan un registro salarial en el que figuren tanto los valores medios salariales del conjunto de los trabajadores como todos los complementos y las percepciones extrasalariales de su plantilla.

Además, la propuesta del Gobierno también establece cuándo se considerará que existe discriminación por razón de género en una empresa. Así, las empresas de más de 25 trabajadores estarán incumpliendo este precepto cuando el promedio de las retribuciones a los empleados de un sexo sea superior a los del otro en un 25% o más, tomando el conjunto de la masa salarial o la media de las percepciones satisfechas.

Si se dan estas condiciones, se presumirá que existe discriminación en la empresa, salvo prueba en contrario que justifique las razones por las cuales se produce esa diferencia de los salarios por motivos no relacionados con el sexo de los trabajadores.

Las empresas de más de 50 trabajadores estarán obligadas a elaborar y aplicar un plan de igualdad, que hasta ahora solo era preceptivo para las empresas de más de 250 empleados. Para ello, dispondrán de un año desde la entrada en vigor del decreto para elaborar ese plan de forma voluntaria. Transcurrido ese plazo, pasará a ser obligatorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *