Las redes sociales como herramienta para encontrar trabajo, el caso de Juan David

Hace unos años las llamadas redes sociales profesionales estaban consideradas un lugar elitista donde las empresas mostraban su éxito en una convención, compartían artículos para promocionar una marca o un evento. Los trabajadores que estaban en paro solían decir: «Yo no encajo en Linkedin», y razón no les faltaba.

Pero en 2019, Linkedin se ha transformado o mejor dicho, las personas han perdido el pudor y con la mejor de las intenciones, exponen con claridad que el motivo de su presencia es la búsqueda de un trabajo. De hecho, se lo están poniendo difícil a los responsables de Recursos Humanos ¿o es al revés?


  • La actualización de Review Rich de Google: lo que necesitas saber como comerciante online
  • Alternativas a PayPal, la nueva propuesta al “Compra ahora y paga después”
  • Herramientas web para el teletrabajo
  • Por qué una pyme debe contar con un plan de pensiones de empresas para sus trabajadores
  • Las tendencias en email marketing que ¿llegarán en 2020?
  • Cómo triunfar en la publicidad y no morir en el intento
  • Los autónomos son los emprendedores que antes pagan sus facturas; las grandes empresas, las que más tardan
  • El voice shopping, la nueva revolución del ecommerce
  • Hay que identificar oportunidades de mercados muy limpios, que no estén saturados
  • Cómo vender cursos online: ¡guía completa!
  • Emprender con propósito
  • Cómo volvería a empezar hoy un negocio online desde la nada
  • Cómo volvería a empezar hoy un negocio online desde la nada
  • Qué es Google Search Console, para qué sirve y cómo funciona
  • 5 habilidades básicas para alcanzar el éxito en la carrera de marketing

Cuando dar el primer paso en Linkedin y decir busco trabajo puede ser una oportunidad

Hace unos días hablábamos del caso de Juan David al que algunas personas parecía molestarles su presencia en una red donde una persona que se dedica a la limpieza y escribe con un tono cercano y ameno no encajaba en sus mapas mentales.

Juan David no ha inventado nada nuevo, pero sí ha sido uno de los pioneros en gritar a los cuatro vientos: «Busco empleo porque tengo facturas por pagar» con mucha creatividad y con tanta eficacia que haría temblar a algunos portales de búsqueda de empleo, porque él transmite verdad. Por ahora no ha conseguido un trabajo pero sí una legión de seguidores que le apoyan.

Encontrar apoyo en otros desempleados en Linkedin

El mérito de Juan David está en no haberse centrado en su caso, sino en ayudar a diario a todas las personas que suben su currículum a esa red. De hecho, se observan más publicaciones de desempleados que de empleados.

Esto quiere decir que las redes sociales están vivas, y si bien se comenta que los departamentos de Recursos Humanos vigilan nuestro comportamiento en las mismas, podrían observar cómo se lamentan muchos parados del trato que reciben en algunas entrevistas. No todos, jamás hay que generalizar.

Con un poco de interés, ya que las empresas buscan empleados eficaces, encontrarían a personas muy válidas más allá de una entrevista o de su currículum.

El triunfo de la naturalidad, la dignidad y la sinceridad en la búsqueda de empleo

Si bien otros destacan el buen trato que han recibido en las tres entrevistas de turno que han tenido que realizar, es un buen momento para la autocrítica en este sector, donde hay especialistas que trabajan por vocación pero otros tantos no.

El caso que se expone en este artículo, es el del triunfo de la naturalidad, de dejar de comportarnos como robots en ese tipo de trámites.

Mientras haya personas como Juan David, con creatividad y una actitud positiva-realista, al menos los desempleados tendrán más visibilidad para las empresas siendo ellos mismos con la esperanza de que se valore tanto su conocimiento como sus habilidades personales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *