Los 7 descalabros más sonados de Amazon

Puede que Amazon descanse a día de hoy sobre un mullido colchón de miles de millones de dólares, pero el gigante del e-commerce no es ajeno en modo alguno a los fracasos.

De hecho, Jeff Bezos, fundador y consejero delegado de Amazon, no ha hecho jamás ascos a los errores, pues es plenamente consciente de que son el peaje necesario para alcanzar el anhelado éxito.

Amazon ha sido agasajado con unos cuantos fracasos a lo largo de su historia, pero estos que recoge a continuación Horizontson probablemente los más notables y morrocotudos:

1. Pocos lo recuerdan, pero Amazon tuvo tiempo atrás una web de subastas que fue convenientemente enterrada. Tras esta mala experiencia la compañía alumbró su actual “marketplace” que, a diferencia de su anterior experimento, es actualmente un magnífico garante de ingresos.

2. En abril de 2015 Amazon se aventuró en el universo del turismo con la web de reservas Amazon Destinations. Apenas medio año después la empresa liderada por Jeff Bezos aniquiló este proyecto.

3. Hace doce años, en 2007, incursionó con el portal Endless.comen el mercado de los zapatos y los complementos. Su proyecto no prosperó y dos años después, en 2009, la compañía le echaba el lazo a Zappos. Más tarde Amazon lo volvió a intentar en este segmento con la marca Javari, pero se volvió a meter en un callejón sin salida. Y tres años después la marca se integró en la oferta de moda de Amazon.

4. Amazon, que ha tocado casi todos los palos en el transcurso de los últimos años, tuvo en su día su propio servicio de pago “peer-to-peer”, WebPay, cuyo funcionamiento era muy similar a PayPal. En 2014 la compañía sepultó este servicio.

5. Con Mobile Wallet Amazon hincó el diente en 2015 a los pagos móviles, pero tras apenas medio año de recorrido este servicio salió de la circulación tan silenciosamente como había entrado en escena.

6. Uno de los fracasos más cacareados del titán del comercio electrónico fueron los pañales Amazon Elements Soft & Cozy, a los que muchos recriminaron su escasa calidad. En 2015 decidió paralizar la producción de su propia marca de pañales.

7. El primer smartphone de Amazon fue probablemente el fracaso más caro de la compañía. Lanzado en 2014, Fire Phoneestaba pensado inicialmente para ser parte ineludible del ecosistema de Amazon. Sin embargo, el dispositivo, que no logró conectar con el consumidor, no hizo sino acumular polvo en los almacenes de la famosa tienda online. Y el error le costó a Amazon cientos de millones de dólares.

Vía: Marketing Directo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *