Oficinas y espacios para empresas, emprendedores y autónomos

Las oficinas y espacios para empresas, emprendedores y autónomos cada vez más se adaptan a las necesidades reales de la nueva generación, más prácticos y funcionales que en otras épocas. Aspectos como la facilidad de servicios, el diseño de espacio, la ubicación y la facilidad de acceso resultan determinantes a la hora de elegir un centro de negocio, así como la asesoría para el emprendimiento de proyectos dando apertura a un nuevo concepto el de oficinas colaborativas muy común en la era de la economía colaborativa.

El sector inmobiliario tiene propuestas interesantes de centros de negocios (business center) que buscan alimentar la sinergia que se necesita para el desarrollo de proyectos innovadores, ofreciendo algo más que oficinas. Se tratan realmente de espacios innovadores llamados coworking, centros de oficina virtual o incubadoras de empresas, sin dejar de ofrecer las oficinas tradicionales que todos conocemos.

Tipos de espacios para emprendedores y autónomos

Coworking

Es un espacio compartido en el que se puede trabajar en un entorno networking y estimular la creatividad e innovación. Se tratan de espacios abiertos del que se dispone una silla, una mesa y de una cajonera con llave, además de servicios indispensables para emprendedores online como es el internet a alta velocidad tanto por cable como wifi. Otros servicios que suelen incluirse son servicios de calefacción y aire acondicionado, impresora profesional, escáner ilimitado, limpieza diaria, personal de oficina (para correo postal) y salas de reuniones con medios audiovisuales y conexión a internet. Si estás en España tienes la oportunidad de disfrutar de espacios de coworking en Madrid únicos, reconocidos a nivel mundial.

Oficina virtual

Ideal para quienes prefieren seguir trabajando desde casa, pero necesitan atender esporádicamente a sus clientes proporcionando una imagen profesional. Con este tipo de servicio se tiene la posibilidad de domiciliar la sociedad fiscal, social y/o comercial para recoger la paquetería o correos que se reciban. Por lo general, el servicio incluye la posibilidad de utilizar sala de juntas por un tiempo determinado al mes. Otra ventaja que tiene para los emprendedores digitales es que les da la oportunidad de colocar la dirección de su oficina virtual en la página web, dando mayor seriedad a su imagen y evitando colocar la dirección domiciliar en la web.

Incubadoras de empresas

Este tipo de espacio ofrece servicios básicos para emprendedores como internet, limpieza y networking. Lo diferente de este servicio con respecto a otros es que, además, ofrece coaching o asesoría empresarial. De esta manera, se puede avanzar en temas como la creación de modelos de negocio, el desarrollo de programaciones, entre otros. Estos tipos de espacios son patrocinados por empresas privadas, universidades o entidades gubernamentales.

Aspectos a tomar en cuenta a la hora de elegir un espacio empresarial

La ubicación

La ubicación es uno de los factores más importantes a la hora de elegir una oficina. Esto va a depender del tipo de clientes que se tenga. Estar en el centro de una gran ciudad como Madrid resulta glamoroso y permite atraer más clientes de vida citadina. La empresa SH Working ubicada en el Paseo de la Castellana, Madrid es un ejemplo de Centro de Negocio Empresarial que ofrece todos estos tipos de servicios de alquiler a emprendedores y empresarios.

El acceso

Las vías de transporte para llegar a la oficina deben ser de fácil acceso, tanto con transporte público como privado. De lo contrario, puede ser una limitante para atraer clientes.

El diseño del espacio

Hoy día se sabe que resulta indispensable un lugar luminoso (preferiblemente con luz natural), organizado, de colores claros y materiales armoniosos para estimular las ideas, la creatividad y la innovación. Incluso espacios para recrearse que cuenten con salas de juegos como las que ofrece Google a sus trabajadores son ejemplos para el diseño de espacios creativos. Por lo tanto, el diseño del espacio no es un aspecto secundario, sino más bien primordial a la hora de elegir uno.

La inclusión de servicios

El contrato de servicios es un aspecto costoso por el que tiene que pagar necesariamente cualquier emprendedor que necesita alquilar una oficina. Por eso, la opción de alquilar un espacio que ya cuente con servicios básicos como internet, energía eléctrica, limpieza, entre otros, resulta económico a largo plazo.

Vía: El Nuevo Entrepeneur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *